MSI MEG Trident X2, análisis: una auténtica bestia gaming en traje de seda Xataka el 17/02/2023 a las 4:00 pm

Destacar en el mundo de los ordenadores de sobremesa gaming es toda una odisea en la que principalmente los aspectos relacionados con el diseño del equipo y su rendimiento pugnan por ser los más relevantes para el usuario.

El MSI MEG Trident X2 es uno de los pocos equipos del mercado que buscan destacar en ambos aspectos. Estamos ante un equipo diferente a nivel de diseño, con toques especiales como la pantalla integrada en el chasis, pero que no olvida el rendimiento, para lo que cuenta con lo último en procesadores y tarjetas gráficas. El modelo de referencia, con un Core i9-13900K y la RTX 4090, ya ha pasado por la mesa de pruebas de Xataka. Y no nos ha dejado indiferentes.

Ficha técnica del MSI MEG Trident X2

MSI MEG TRident X2 13NUI-015ES

PROCESADOR

Intel Core i9-13900KF

chipser

Z790

Tarjeta grafica

MSI RTX 4090 VENTUS 3X  24G

RAM

U-DIMM DDR5 64GB (32G*2)

refrigeración

Líquida

SSD

2TB*1 PCIe GEN4x4 NVMe

conectividad

1 x USB 3.2 Gen 2 Type C
2 x USB 3.2 Gen 1 Type A
1 x Mic in / 1 x Headphone out

1 x USB 3.2 Gen 2×2 Type C
3 x USB 3.2 Gen 2 Type A
2 x USB 2.0 Type A
1 x HDMI 1.4
2 x RJ45 (2.5G + 1G LAN)
1 x PS/2
5 x Audio Jack
1 x S/PDIF

conectividad inalámbrica

Intel Wi Fi 6E AX211

Bluetooth 5.2

volumen / peso

49L / 17.22KG

precio

5999 euros

MSI MEG Trident X2 13NUI-015ES Intel Core i9-13900KF/64GB/2TB SSD/RTX4090

Un sobremesa gaming con personalidad

Enfrentarse al diseño de un sobremesa de corte gaming siempre te depara sorpresas. Y eso es muy reconfortante si esas sorpresas son todas positivas, como ha ocurrido con el nuevo MSI MEG Trident X2.

Su enfoque de equipo para jugadores es evidente, pero la mezcla de aspectos claramente del mundo gaming con detalles elegantes y bien pensados me ha conquistado.

El MSI MEG Trident X2 es un equipo de sobremesa contundente por peso, entre 15 y 17 kilogramos, pero contenido  dimensiones. Tiene un volumen equivalente de unos 50 litros que, como veremos, están aprovechados al máximo en su interior.

El aspecto exterior mezcla la elegancia del negro con acabado brillante con zonas más sobrias. El resultado es único aunque personalmente el toque mate lo sigo prefiriendo al acabado en brillo por lo fácil que es de mantener impoluto, aunque en este caso el equipo perdería mucha de su personalidad.

Muy buen desempeño de MSI en el diseño del chasis de su MEG Trident X2, consiguiendo diferenciarlo en un mercado competitivo

En el diseño de este MSI MEG Trident X2 destaca la pantalla frontal, la cual no se limita a ser fuente de información directa sino que es táctil y nos permite interactuar con ella. Sus opciones y modos los podemos configurar en la aplicación MSI Center.

El sistema que gestiona la pantalla se denomina HMI 2.0. y desde él podemos acceder a diferentes ajustes e información del estado del sistema, así como para gestionar monitores compatibles, que son algunos de la propia MSI.

Entre los accesos directos a funciones muy prácticas tenemos los modos de iluminación, los modos de energía o el acceso directo a aplicaciones.

Hablando de iluminación, la de este MSI MEG Trident X2 es bastante discreta y eso nos congratula. La iluminación RGB se limita a dos líneas de la parte frontal, las cuales atienden al patrón de iluminación que podemos seleccionar en MSI Center, pudiendo escoger entre algunos por defectos o configurar el nuestro propio.

Hay también compatibilidad con Ambient Light, en colaboración con algunos títulos de Ubisoft y que tienen a las luces Hue de Philips, además de accesorios gaming de MSI, como compatibles.

En el diseño de este MSI MEG Trident X2 tienen un gran protagonismo las rejillas de refrigeración, tanto para la salida  como la admisión de aire. Hay una gran rejilla en uno de los laterales, otra en la parte superior además de en la parte inferior, donde se concentra una de las tomas de aire más importantes del equipo.

Incluso la parte inferior ha sido bien pensada y diseñada por MSI, permitiendo el acceso para su limpieza de manera cómoda

La alegría de la conectividad de un sobremesa gaming

Hablar de conectividad de un ordenador sobremesa clásico es siempre una alegría en época de recortes estrictos en otro tipo de dispositivos del mundo PC.

Este MSI MEG Trident X2 reparte sus puertos de manera clásica. Por un lado disponemos de algunos puertos básicos en la parte superior del equipo, muy accesibles en el día a día, y por otro lado contamos con el grueso de puertos ya situados en la parte trasera.

En el panel superior disponemos de dos puertos USB-A 3.2 Gen1, un USB-C 3.2 Gen2 y dos conectores de 3.5 mm para auriculares y micrófono.

En la parte trasera y ya integradas en la placa contamos con un buen puñado de puertos, aunque hay que hacer notar la ausencia de los de tipo USB-C 4, algo que en un equipo de más de 5000 euros parece obligatorio.

1 x USB 3.2 Gen 2×2 Type C
3 x USB 3.2 Gen 2 Type A
2 x USB 2.0 Type A
1 x  HDMI 1.4
2 x RJ45 (2.5G + 1G LAN)
1 x PS/2
5 x Audio Jack
1 x S/PDIF

Sin embargo, el doble puerto Ethernet nos parece todo un acierto, complementando muy bien la conectividad inalámbrica WiFi 6E con Intel AX211. Incluye además Bluetooth 5.2.

Para la salida de vídeo hay que contar con lo proporcionado por la tarjeta gráfica. En este caso disponemos de un HDMI 2.1 y tres puertos DisplayPort 1.4a.

El interior del MSI MEG Trident X2

El acceso al interior del MSI MEG Trident X2 es rápido. Solo necesitamos retirar los tornillos y tendremos todo el interior del sobremesa gaming de MSI a nuestra disposición.

En la configuración interior destaca la situación de la tarjetas gráfica, en la parte superior, así como el sistema de refrigeración líquida AIO de 280 mm con sus dos ventiladores. Este elemento permite su abatimiento para acceder a la placa base.

Ahora ya podemos ver el interior del PC

En las diferentes zonas del interior del chasis podemos identificar los lugares disponibles para ampliar el almacenamiento, contando con dos bahías para discos de 3.5 pulgadas, otros dos para unidades de 2.5 pulgadas y dos ranuras (M.2 NVMe PCIe Gen5 x4 y Gen4 x4) con las que ampliar el almacenaje base de serie, que en nuestro caso era un SSD en PCIe Gen4 de 2 TB.

Intel Core i9 y Nvidia RTX 4090 a los mandos

Al final, queramos o no, la combinación de procesador y gráfica es la pareja de baile que marca el ritmo de cualquier ordenador para jugar. En este MSI MEG Trident X2 disponemos de la combinación ganadora actualmente para ordenadores gaming. Si manejamos un buen presupuesto.

Los casi 6000 euros de la configuración más alta del MSI MEG Trident X2 puede asustar si no fuera porque la RTX 4090 VENTUS 3X 24G ya cuesta 2000 euros

Por un lado tenemos el procesador más jugón de Intel, el Core i9-13900KF sobre una placa con chipset Z790. Junto a él o más bien sobre él contamos con la gráfica Nvidia RTX 4090, concretamente la configuración de MSI RTX 4090 VENTUS 3X  (24GB) que por sí sola ya tiene un precio de 2.000 euros pero que no es ni mucho menos la más completa del fabricante. Pero permite ajustar el «presupuesto» asociado a este equipo.

El resto de configuración de nuestro equipo de prueba, y que supone la más completa que vende el fabricante en España, disfruta de 64 GB de memoria U-DIMM DDR5 (en dos módulos de 32 GB, quedando libres dos ranuras para poder alcanzar un total de 128 GB de RAM) y una unidad SSD de 2 TB, que nos ofreció el siguiente rendimiento en nuestras pruebas:

Pruebas de rendimiento

Tras este repaso a la base teórica del MSI MEG Trident X2, iniciamos nuestra batería habitual de pruebas sintéticas para comprobar el rendimiento bruto de este sobremesa.

En el test con Cinebench R23, el nuevo sobremesa de la familia Trident supera con facilidad los 30000 puntos en la prueba multinúcleo y los 2100 puntos en la de un solo núcleo. Si pasamos a la prueba con PCMark 10, el equipo roza los 10000 puntos.

En los test con benchmarks gráficos, nuestra referencia es 3DMark. En este caso, este Trident X2 de MSI alcanzó las siguientes puntuaciones:

33207 puntos en TimeSpy
23633 puntos en Fire Strike Ultra
25006 puntos en Port Royal

No faltan en nuestras pruebas los test basados en juegos comerciales y en entornos de uso reales (perfil de máximo rendimiento), resultando las siguientes cifras con los modos Alto/Ultra en todos los casos:

1080p

2160p

Cyberpunk 2077

191 fps

127 fps

Final Fantasy XV

180 fps

145 fps

Far Cry 6

132 fps

96 fps

F1 (2022)

357 fps

253 fps

Queda claro que la combinación de la RTX 4090 con el Core i9 analizado nos deja una experiencia de juego completa y superior a lo analizado hasta ahora en equipos de sobremesa.

Apuesta total por la refrigeración

El MSI MEG Trident X2 es un equipo que cuenta con dos componentes principales muy demandantes de energía, así que no esperábamos menos que una correcta fuente de alimentación, concretamente una de 1000 W con eficiencia 80 Plus Gold.

Con ella es más que suficiente y nos deja ademas un buen margen de trabajo ya que los picos de consumo que hemos medido no han superado los 800 W. El consumo medio en tareas que no estaban relacionadas con juegos fueron de alrededor de 200-300 W.

La disposición no muy tradicional de algunos componentes o el uso de diferentes cámaras o espacios para elementos concretos no es un capricho de MSI. Se trata de conseguir una refrigeración lo más optimizada posible sin necesitar excesivo espacio interno y que esa situación de algunos componentes beneficie de manera directa al calor generado e indirectamente al ruido del ordenador en funcionamiento

La disposición de algunos componentes internos de manera no tradidicional benefician a la refrigeración del MSI MEG Trident X2 de una manera sobresaliente

De esa configuración hay que destacar la colocación de la inmensa tarjeta gráfica de Nvidia en la zona superior del chasis y con entrada de aire directa. Incluso en los test de estrés más largos, la temperatura de la GPU no superó los 75 grados centígrados. Así mismo, el procesador de Intel no llegó a los 100 grados en nuestras pruebas.

Esa entrada de aire es exclusiva (y directa) para la GPU de Nvidida

Este gran comportamiento térmico del interior del MSI MEG Trident X2, donde no olvidemos que contamos con refrigeración líquida,  beneficia directamente al ruido en funcionamiento del equipo. Es claramente un sobremesa para jugar y muy potente, por lo que el ruido es evidente pero no molesto. Hemos analizado portátiles gaming mucho más escandalosos que este equipo, así que otro gran punto a favor de este producto de MSI.

MSI MEG Trident X2, la opinión de Xataka

Unir dos componentes del más alto nivel como un Core i9-13900KF y una gráfica RTX 4090 esta al alcance de cualquier fabricante que luego traslade al precio del equipo dicha configuración. Pero competir y ser importante en un mercado tan contundente no puede basarse exclusiva en eso.

El MSI MEG Trident X2 ofrece mucho más que un interior de impresión y  uno de los mejores rendimientos posibles a día de hoy para jugar a cualquier título. El diseño exterior es diferente y atractivo, con el útil añadido de la pantalla integrada y táctil.

Y qué decir del diseño interior, donde la refrigeración líquida y la redistribución de algunos componentes facilitan un funcionamiento contenido en ruido y también térmicamente. Un gran PC gaming si puedes pagarlo.

MSI MEG Trident X2 13NUI-015ES Intel Core i9-13900KF/64GB/2TB SSD/RTX4090


La noticia

MSI MEG Trident X2, análisis: una auténtica bestia gaming en traje de seda

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Penalva

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
¿Te ayudo?